Seguro que has notado que las facturas de electricidad y gas en invierno llegan a nuestros hogares con un importe bastante más elevado de lo normal. La verdad es que no es ningún secreto y somos conscientes que este incremento en los meses de invierno se debe a la calefacción. Además, en muchas ocasiones sucede que el gasto es mucho más elevado a la eficiencia de la calefacción, es decir, nos damos cuenta de que en nuestra casa no se nota tanto el calor con relación al gasto que supone.

Muchas veces esto se debe a que cometemos errores en nuestros hogares que suponen la pérdida del calor. Así que, para ayudarte aquí te dejamos unos consejos para conseguir calor con poca calefacción o incluso sin encenderla.

Consejos para mantener el calor en nuestro hogar

  1. Asegúrate de que las ventanas están bien cerradas: asegúrate de que las ventanas estén bien cerradas e instaladas. Sin embargo, esto no significa que no abramos las ventanas, al contrario, debemos ventilar la casa 10 minutos cada día para asegurar un buen ambiente. Además, también es recomendable abrir las ventanas cuando la temperatura exterior es más elevada que la interior. Por otro lado, si ves que las ventanas no están bien selladas puedes asegurarlas tú mismo con masilla o plástico. Otra opción sería acoplar una toalla o camiseta que presione la zona por donde entre el frío.
  1. Utiliza cortinas: Unas cortinas de calidad bloquearán las corrientes de aire. También debes aprovechar cuando el sol incida en tus ventanas y abrir las cortinas para que entre la luz y el calor.
  1. Usa cortinas de plástico. De esta forma entrará igualmente luz solar y conseguirá mantener el frío fuera. También puedes cubrir tus ventanas con plástico y hacerlas herméticas.
  1. Sella las puertas. Puede parecer que por las puertas no entre frío, pero la verdad es que alrededor del marco de la puerta y por debajo de la misma entran corrientes de aire. Puedes sellarlas con cinta aislante o con una puerta de barrido. También tienes la opción de meter una toalla que presione por debajo de la puerta.
  2. Aprovecha la luz: En los momentos que el sol brille y de directo por tus ventanas y paredes aprovéchalo. Quita todos los objetos que estén en las paredes en las que el sol incide, de forma que el calor pueda entrar, y por la noche vuelve a ponerlos para que hagan de barrera.
  3. Cierra las habitaciones que no utilices. De esta forma crearás una barrera contra el aire frío y evitarás que el aire se enfríe al circular mucho.
  4. Coloca una alfombra. Las alfombras ayudan a evitar la pérdida de calor a través del suelo.
  5. En caso de que cuentes con un ático aíslalo. La mayoría del calor se escapa de nuestra casa a través del ático, ya que tiende a subir, así que si lo aislamos nos aseguraremos de que no se va.
  6. Utiliza algunas luces incandescentes. Estas luces liberan incluso un 95% de su energía como calor.

Como vemos, de nada sirve tener un buen sistema de calefacción si no acondicionamos de manera adecuada nuestro hogar para que el calor que genera nuestra calefacción no se escape.

En Clysermur nos encanta tener contentos a nuestros clientes y por eso, además de ser instaladores de aire acondicionado, también contamos con una amplia variedad de sistemas de calefacción para que consigas el mejor ambiente este invierno en tu hogar.

Para más información visita nuestra web o ponte en contacto con nosotros vía e-mail: info@clysermur.com o vía telefónica: 968 22 00 19

Clysermur – Instalación y mantenimiento de equipos de aire acondicionado