Descalcificadores

Descalcificadores

Los descalcificadores eliminan excesos de sales de magnesio y calcio que tiene el agua. Esto es algo común, por lo que necesitamos de estos equipos para evitar este tipo de problemas.

Tener un descalcificador de agua en casa produce un cambio en nuestras vidas que influirá gratamente en nuestra salud. Normalmente y dependiendo de la zona donda vivimos, el agua que llega a nuestras tuberías suele tener cal y otras sustancias nocivas para nosotros. Que tengamos el agua homologada no significa que la misma sea de buena calidad, es apta para el consumo, pero nada más.

Con el descalcificador de bajo consumo, notaremos desde el primer día que, al lavarnos las manos notaremos una sensación diferente y la piel nos quedará mucho más suave cuando salimos de la ducha. Y nos olvidaremos del color normal del agua del grifo. La veremos mucho más transparente.

Como añadido, para la limpieza del hogar, nuestro descalcificador de agua hará que cueste mucho menos eliminar la suciedad.

El ahorro de energía es otra importante mejora con una descalcificadora de agua, además de un mayor optimización del rendimiento de nuestros electrodomésticos. Calderas, calentadores de agua y tuberías gozarán de una mejor vida y consumirán menos energía.

La cal se incrusta en las tuberías y en los pasos de electrodomésticos como los calentadores. Con la descalcificadora de bajo consumo de agua logramos mejorar el paso del agua, teniendo mayor corriente y gastando menos energía, y sobre todo el menor desgaste de los electrodomésticos.

A fin de cuentas, la acumulación de cal también puede causar manchas de cal en nuestra grifería o sanitarios, así como desperfectos en toda nuestra instalación. Esto es estética pero también reparaciones.

Al hacer la limpieza en nuestra lavador, el agua dura puede atrapar partículas de jabón y suciedad en la ropa, haciendo que el tejido se encuentre mucho más áspero. El jabón no se disuelve totalmente en el agua dura y puede dejar residuos en todo que lava, desde los platos de nuestro lavavajillas. Esto es debido al calcio y al magnesio que lleva el agua del grifo. Y con un descalcificador de agua podemos eliminarlo.

Mostrando todos los resultados 1