Si eres de los que tiene un aire acondicionado con función de bomba de calor, y los utilizas en invierno debes de tener en cuenta una serie de indicaciones. Con la finalidad de mantener el confort en la estancia así como llevar a cabo un correcto mantenimiento de aire acondicionado en esta época.

En invierno debemos de seguir las recomendaciones que nos llegan desde el Reglamento de Instalaciones Térmicas de los Edificios (RITE). Nos dice que la temperatura del equipo de aire acondicionado no debe de ser superior a los 21º. Estos organismos no recomiendan que se incremente la temperatura debido a que por cada grado que aumentemos, nos subirá el consumo eléctrico un 7%

A continuación aportamos 5 consejos para el mantenimiento de los aparatos de aire acondicionado en durante la época de invierno, para aquellas personas que no utilizan los aparatos de aire durante esta época. Un correcto mantenimiento es una tarea sencilla y que nos requiere de poco tiempo, además nos ayudará a evitar el resentimiento de los equipos, permitiendo aumentar la vida útil de los aparatos

  1. Limpiar los filtros de los aparatos

Los filtros son unas de las partes fundamentales en el funcionamiento del aire acondicionado. Estos filtros con el paso del tiempo van cogiendo polvo y almacenando bacterias, que a la larga afectarán a su rendimiento

¿Por qué sucede esto? Cuando se acumula polvo y se deterioran los filtros se genera una dificultad en el intercambio de frio o de calor en el interior del equipo. De esta manera se produce la disminución y deterioro en su funcionamiento. Todo esto tendrá como resultado final un deterioro en su vida útil.

Los filtros variarán en función del equipo, si son de carbón activo este tipo de filtros no pueden ser limpiados, obligando a un cambio del filtro. Sin embargo los demás tipos de filtros se podrán limpiar, la mejor manera de hacerlo es enjuagándolos con agua caliente a la vez que se frotan suavemente con las manos. Otra manera de limpiarlos es mediante una mezcla de agua con lejía.

  1. Limpiar los intercambiadores

Los limpiadores son una pieza fundamental en el mantenimiento de los equipos de aire acondicionado durante los meses de invierno. Esta pieza son unas láminas que se pueden limpiar con una brocha, pincel o cepillo, o por el contrario podemos utilizar la misma mezcla de agua y lejía de los filtros. A la hora de limpiarlos no es recomendable utilizar objetos punzantes

  1. Evitar los malos olores

En caso de que tu equipo esté emitiendo malos olores, el sistema de mantenimiento del aire acondicionado  se deberán limpiar los filtros y los intercambiadores, es decir será necesaria la desinfección del todo el aparato. EL mal olor puede provenir debido a la aparición de bacterias tano en los filtros como en los intercambiadores. Se podrán limpiar tanto con productos específicos como con la mezcla de agua con lejía comentada anteriormente, la desinfección bastará con realizarla 1 vez al año. Otra opción para explicar ese mal olor en si el aparato se ha conectado a los desagües, esto se podrá solucionar vertiendo agua sobre la bandeja del desagüe.

  1. Evitar tapar el aparato

Normalmente cuando el aparato no va a ser utilizado se tiende a taparlo con la finalidad de que no le entre polvo. Sin embargo esta acción no está aconsejada, debido a que los aparatos están preparados para estar al descubierto, pudiendo llegar a causar una oxidación en los equipos exteriores.

  1. Encenderlo de manera esporádica

Por último para acabar con esta serie de recomendaciones, es necesario y recomendable encender el aparato de aire acondicionado de manera esporádica (en épocas de frio es recomendable encenderlo 2 veces al mes). En caso de no encenderlo existe riesgo  de que la batería se descargue, además de producirse un deterioro del aceite.